Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


Buscar en el blog:

George Saunders

Lincoln en el Bardo

28.04.2018
Quien inventó la expresión novela coral seguramente no se refería a un texto en el que intervienen más de ciento cincuenta voces narradoras. Las de los vivos, cada una en su singularidad, sean criados, amigos de la familia, periodistas, amas de casa o señoras de la alta sociedad que han dejado por escrito sus impresiones de aquella aciaga noche del fallecimiento de Willie, el hijo de Abraham Lincoln. Y las de los muertos –es decir los enfermos– instalados en su provisionalidad, aburridos de su existencia monótona, apoyando su reticencia en una serie de falaces eufemismos, cada uno contando su historia, que es la de su muerte y la de lo que les sucedió después, resistiendo las acometidas de los que ya viven en la eternidad, decididos a convencerles, con buenas o con malas artes, para que abandonen su estado transitorio, y que concluyen en un múltiple y heterogéneo conjunto que refleja todo lo que tiene de democrático la muerte. Ambos grupos, a veces complementándose, a menudo acotándose y, con frecuencia, contradiciéndose, configuran un relato obsesivo en el que, a través de intervenciones de dudosa veracidad, se intenta llegar a construir una verdad, la historia en sí misma.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �