Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


Buscar en el blog:

Klester Cavalcanti

492 muertos

03.05.2019
492 muertos es un título que nos lleva mentalmente a una suerte de criminal sangriento, que no encontraremos en este libro. El protagonista, Julio Santana, no cae en el tópico del cine ni de otras literaturas: no es un villano, ni un trastornado, ni sale de una situación desesperada. Cavalcanti recoge aquí el retrato de un ser humano. A través de las conversaciones íntimas, de siete años, entre él y el sicario,  novela la génesis de un asesino al que trata con ternura. La crónica, con su drama contenido y aire afable, se lee con gusto, rápido. El narrador se mete en la piel del «héroe» y empatiza, quizás, un poco en exceso.
Santana sale de las selvas de Brasil en los setenta, en medio de pobreza y guerrillas y, simplemente, las circunstancias le convierten en un verdugo inevitable, le ofrecen una profesión que le atormenta pero le mantiene. Así, la maldad no es suya, sino de otros: otros que compran la muerte como caramelos, en medio de una naturaleza y una sociedad que engulle sin pensar. La cotidianidad de ese mal, de  esas muertes, a veces rodeadas de elementos patéticos, o torpes, es lo realmente pavoroso. «Parecía un hombre tranquilo y bueno» . Y lo era. ¿No es eso lo más terrorífico o interesante?

Laura Franco es librera en la Central de Callao.

Sugerencias de consulta:

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �