Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


Buscar en el blog:

Riad Sattouf

El árabe del futuro

07.04.2015

Quizás ahora más que nunca se hace necesario un cómic como éste, que trata de desenmarañar las relaciones entre Occidente y el mundo árabe, libre de politiqueos o demagogias, por la vía personal y autobiográfica y sin concesiones de ningún tipo a los bandos o al lector. “Esta es la historia real de un niño rubio y de su familia en la Libia de Gadafi y la Siria de Hafez el Asad”, dice la contracubierta. Así de simple. Y así de complicado, porque el protagonista, el propio Riad Sattouf, era la rara avis más improbable en cualquiera de los dos países: de melena dorada y exuberante, el Riad niño vivió el contraste cultural en sus carnes, mientras él y su madre acompañaban a su padre. Éste, nacido en Siria pero universitario en París, decidió devolver las becas que le habían llevado a Europa regresando a los países árabes en plena ebullición, donde los licenciados debían de tener un papel importante para el nacimiento de esas protodemocracias panarabistas, herederas de Nasser, que aparecían en Libia, Iraq o Siria. Es, en este primer volumen de lo que será una trilogía, el personaje más interesante. Quería contribuir a la modernidad en el mundo árabe, ese Oriente Medio que se desarrollaba a trompicones bajo gobernantes de puño de hierro con una idea utópica, y que precisamente ahora se despedaza en guerras mayoritariamente civiles (en las que los occidentales tenemos parte de responsabilidad). La idea de unas naciones libres, educadas, socialistas (o socialmente justas), igualitaria, laicas... era un objetivo complejo. No todo era tan fácil. Con Gadafi liderando Libia en una especie de socialismo islámico, donde nadie poseía casa pero las viviendas eran de todos, las contradicciones surgían fácilmente aupadas por la pobreza y la religión. Siria no fue un paseo, tampoco. Hafez el Asad (padre del actual Basher el Asad) gobernaba mientras el país padecía hambre, pobreza y guerras contra Israel. Pero no olvidemos que el protagonista es un niño, y en esta novela gráfica no se hace ningún análisis sociopolítico con ínfulas pedagógicas. El punto de vista es inocente, aunque destaca la perspicacia e ironía del día a día, y las sorpresas las pone el lector ante lo que está leyendo. Y es por eso que esta novela gráfica parece el resultado de lo que podía haber sido mezclar Guy Delisle con Michel Rabagliati, por la autobiografía infantil y el viaje de exploración al lugar exótico; incluso por el dibujo, muy eficiente, de trazo claro y cómodo, y con unos colores agradables, cada uno respondiendo a un país: amarillo por la arena de Libia, azul por el mar bretón y rosa por la tierra rojiza de Siria. Pero no nos engañemos: detrás de esa apariencia inofensiva se revelan momentos profundos, contradictorios y abrumadores, porque el racismo, la ideología, el patriotismo y la cerrazón de unos y otros contribuyen al choque cultural, político, cívico.
 
Esta es la primera parte de la trilogía que contará las peripecias del autor en los países musulmanes en los que vivió –y, por lo tanto, en los que fue educado. Ha tenido un éxito desbordante en Francia y ha sido galardonada con el premio a la mejor obra en el Festival de Angoulême de este año –la edición del cual, por cierto, ha estado consagrada al homenaje a Charlie Hebdo y sus historietistas asesinados. El propio Sattouf trabajó durante muchos años en Charlie Hebdo y, como no podía ser de otra manera, se siente parte de un conflicto sin solución a la vista en lo que respecta, por ejemplo, a la convivencia en Francia. Después de varios cómics que ya le habían granjeado éxitos en todo el mundo, como Mi circuncisión, Pascal Brutal, o la serie La vida secreta de los jóvenes, esta es su obra más autobiográfica hasta ahora, la más entrañable y conmovedora. Uno de los cómics del año.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �