Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


Buscar en el blog:

Richard King

Freak Scene

24.04.2019
Hubo un tiempo en el que el término indie podía emplearse legítimamente para hablar de una serie de grupos, sellos y distribuidoras que operaban al margen de la industria musical. La imparable fagocitación del mercado vació de significado el adjetivo casi desde su nacimiento; seguir empleándolo en la actualidad al referirse a bandas integradas en los grandes conglomerados de comunicación supone un bochornoso oxímoron. El proceso que llevó a estos lodos es explicado profusamente en este clásico moderno que, por fin, nos trae Contra.

La visión de King, pese a su ambición de exhaustividad, está inevitablemente sesgada. Pone el foco en Inglaterra y en el puñado de sellos que acabó gozando de éxito comercial; aunque esto resulte útil para ilustrar la mercantilización del indie, omitir la historia de los colectivos que operaron desde una autonomía real supone una oportunidad perdida. La otra gran omisión es identitaria; el movimiento indie queda retratado como un asunto de chicos blancos heterocis y de clase media (de lo cual, no obstante, no cabe culpar por entero al autor). La historia aquí narrada es, en cualquier caso, emocionante y absorbente, y nos recuerda un tiempo en el que la música, tras la ruptura que supuso el año cero punk, aún miraba al futuro.

Jorge Arias es librero en la Central de Callao.

Sugerencias de consulta:

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �