Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


Buscar en el blog:

Victoria Cirlot

Grial, Poética y mito (siglos XII-XV)

03.12.2014
Una escena: Perceval ha llegado por azar a un castillo; se encuentra en una de sus salas. Por allí pasa un cortejo con una lanza sangrante y un grial, de luz tan intensa que, cuando entra en la sala, todo parece oscurecer. El cortejo desaparece y el caballero, cuyo nombre nos quiere sonar a percevoir, queda tan maravillado que preguntaría, si no fuera porque le han aconsejado que calle, por qué sangra aquella lanza, a quién se sirve aquel grial.

Hacia el 1180, Chrétien de Troyes comenzó a escribir Perceval ou le Conte du Graal, escritura que se vio interrumpida en el verso 9.234 por la muerte del que para algunos fue el primer novelista de Francia. Sin embargo, la historia truncada ya estaba preñada de un misterio que acabaría avivando la posterior recepción creadora: Wolfram von Eschenbach interpretó el grial desde el misticismo en su Parzival, Robert de Boron desde el cristianismo, T. S. Eliot lo entiende como afirmación del ser en su Tierra baldía… El texto de Chrétien de Troyes resonó hasta tal punto en las artes de Occidente que se puede hablar de una poética del Grial.

Victoria Cirlot desanda en este estudio los pasos de dicho mito, para no solo dibujar el contexto material que lo acunó, sino también para demostrar con su verbo preclaro que todo símbolo desplegado posteriormente en torno al grial ya estaba contenido en el texto de Chrétien de Troyes. La aventura de Perceval es distinta a la del resto de caballeros de las sagas épicas. Lo que apunta Victoria Cirlot en el presente ensayo es que, por tratarse de un caballero que querría formular una pregunta, Chrétien perfiló un nuevo tipo de héroe, uno que ya no ansía la victoria como haría el guerrero, ni suspira por el amor cortés, ni siquiera busca la verdad como el monje, sino que aspira a preguntar como el filósofo. Por su silencio, por su renuncia a comprender el sentido de la lanza y del grial, se ve abocado a la desventura.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �